Ir al contenido principal

Destacados

Nombramientos en parroquias de la diócesis de Zárate-Campana

El obispo de Zárate-Campana, monseñor Pedro María Laxague, efectuó diversos nombramientos en varias parroquias de la diócesis, entre ellos, tres párrocos y tres vicarios parroquiales.
El obispo de Zárate-Campana, monseñor Pedro María Laxague, efectuó nombramientos en seis parroquias de diversas localidades de la diócesis: Campana, Escobar y Pilar. Los designados en esas parroquias son los siguientes presbíteros:
Presbítero Edgardo Galuppo, párroco de Nuestra Señora de Luján y Santos Apóstoles Pedro y Pablo, de la ciudad de Campana, continuando con su cargo en la rectoría Santa Bárbara.

Presbítero Ariel Guzmán, párroco en San Antonio de Padua, de Ingeniero Maschwitz, Belén de Escobar.

Presbítero Jonatan Sfardini, párroco en San Vicente de Paul, del barrio Ariel del Plata, en la ciudad de Campana.

Presbítero Alberto Evangelista, vicario parroquial en San Antonio de Padua, de Presidente Derqui, Pilar.

Presbítero Gustavo Parodi, vicario parroquial en Nuestra Señora del Pilar, Pilar.

La Municipalidad informa sobre clausura en Maschwitz

El local en cuestión funcionaba como boliche bailable y no tenía la habilitación ni los resguardos correspondientes. El operativo se llevó a cabo el pasado domingo 18, y estuvo a cargo de la Secretaría de Control de Gestión e Inspección General de la Municipalidad, con la colaboración de la Secretaría de Seguridad y policía de Ingeniero Maschwitz.

El mismo finalizó con la clausura de un salón en Ingeniero Maschwitz, debido a que funcionaba sin la habilitación correspondiente para el rubro de bailables.

La inspección se llevó a cabo a partir de la 1.30 de la madrugada, en el local situado en calle Moreno al 500, donde se estableció que en el mismo se desarrollaba una fiesta bailable, para la cual se habían vendido entradas numeradas con anticipación, además de no poseer la licencia REBA obligatoria para la comercialización de bebidas alcohólicas.




Por tal motivo se procedió a retirar a la gente que se encontraba en dicho establecimiento, para luego colocar las correspondientes fajas de clausura.

Dichas actuaciones fueron derivadas al Juzgado de Faltas de Escobar, con jurisdicción en la materia.


NOTAS BREVES en LA REVISTA

Entradas populares