El tomógrafo sigue sin funcionar

Desde su rimbombante presentación en septiembre del año pasado, el aparato de diagnóstico por imágenes sigue sin funcionar, y requiere de una reparación que asciende a u$s 50.000.
El tomógrafo de última tecnología que recibió el hospital Erill de Escobar, cuyo valor asciende a más de medio millón de dólares, nunca funcionó desde su presentación el 20 de septiembre de 2013.

Desde aquel entonces, cuando el gobernador de la Provincia, Daniel Scioli, y la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Alicia Kirchner, en plena campaña electoral, inauguraron el área de diagnóstico por imágenes que tiene a este instrumento médico como principal protagonista, se esgrimieron diferentes excusas en torno al aparato de alta complejidad que jamás llegó a ponerse en marcha.
Según pudo saber escobarnews.com, el tomógrafo tiene un defecto de fábrica, pero por las largas demoras en su instalación quedó fuera de la garantía -que era de un año- y la empresa no reconoce, por lo que se deberá desembolsar una suma de u$s 50.000 (unos $400 mil, al cambio oficial de hoy) para su reparación.

Así las cosas, el costo para reemplazar a la pieza defectuoso es discutido entre el gobierno de la Provincia y el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, mientras que el salto cualitativo de la salud de los vecinos de Escobar se ve postergado una vez más.

Fuente: escobarnews.com
NOTAS BREVES en LA REVISTA

Entradas populares